Loading...

10 Causas de dolor en el ombligo o a su alrededor

Loading...

 

 

 

 

Existen diversas causas para el dolor que se localiza en la región del ombligo, principalmente suele ocurrir por alteraciones intestinales que van desde distensión abdominal por gases, infestación por parásitos intestinales, hasta enfermedades que causan infecciones o inflamación abdominal como por ejemplo gastroenteritis, apendicitis, intestino irritable u obstrucción intestinal.

El dolor en el ombligo también puede surgir por la irradiación del dolor de otros órganos del abdomen, debido a situaciones como pancreatitis y colecistitis, o incluso por cambios provocados en el embarazo y, además de esto, puede manifestarse en forma de cólicos, de puntadas, de forma persistente o puede estar asociado a otros síntomas como vómitos, sudoración y palidez.

Por lo que para diferenciar mejor las posibles causas de dolor en esta región, es importante acudir a un médico general o a un gastroenterólogo para que realice una evaluación completa e identifique la causa:

1.  Hernia umbilical

Este tipo de hernia es una de las principales causas de dolor que surge y se localiza directamente en el ombligo, y ocurre cuando una parte del intestino u otro órgano abdominal atraviesa la pared abdominal y se mantiene entre los músculos y la piel de la región.

Generalmente el dolor surge o empeora al realizar esfuerzos como toser o cargar peso, pero puede ser persistente o intensificarse cuando se produce un estrangulamiento de los tejidos localizados en la hernia, provocando una intensa inflamación en la región.

  • Qué hacer: el tratamiento de la hernia es indicado por el cirujano general que puede ser desde la observación, ya que en algunos casos puede retraerse sola, o cirugía para su corrección. Entienda mejor qué es y cómo tratar la hernia umbilical.

2. Estreñimiento

El estreñimiento es una importante causa de dolor en la parte de abajo del ombligo, ya que es común que la distensión del intestino causada por los gases o heces acumuladas estimule los nervios que pasan por la región.

Loading...
  • Qué hacer: Para evitar el estreñimiento se debe mantener una alimentación rica en fibra, la cual se adquiere a través de la ingestión de vegetales y granos; mantener una buena hidratación con al menos 2 litros de agua al día, para ayudar a hidratar las heces, son recomendaciones importantes para mantener un ritmo intestinal equilibrado y sin causar la inflamación del abdomen. Los medicamentos laxantes como Lactulosa, pueden ser indicados por el médico general, en caso de que el estreñimiento no mejore.

3. Embarazo

La mujer embarazada puede presentar dolor o molestias en el ombligo en cualquier período del embarazo, lo que suele ser normal y sucede porque al crecer el vientre se distiende el ligamento fibroso del abdomen que se inserta en el ombligo, situación que debilita la pared abdominal del ombligo, pudiendo provocar una hernia umbilical.

Además de esto, la compresión y la distensión del útero y la reorganización de los órganos abdominales puede estimular los nervios de la región, causando la sensación de dolor en el ombligo, siendo más intenso al final del embarazo.

  • Qué hacer: si el dolor es leve o soportable, es posible que se mantenga sólo en observación, ya que tiende a desaparecer por si solo, sin embargo, si el dolor es difícil de soportar, el obstetra puede indicar el uso de analgésicos como Paracetamol. Además de esto, se debe mantener atenta a otras señales como enrojecimiento, hinchazón o secreción en el ombligo, lo que puede indicar una infección, o si el dolor empeora haciéndose más intenso. Vea las posibles causas de dolor en el ombligo durante el embarazo y qué hacer.

4. Gastroenteritis

La diarrea causada por una gastroenteritis o por una intoxicación alimentaria, puede estar acompañada de dolor alrededor del ombligo, a pesar de que puede surgir en cualquier región del abdomen, debido a la inflamación que surge durante esta situación. El dolor puede estar acompañado de náuseas, vómitos y fiebre, con una duración de 3 a 7 días aproximadamente.

  • Qué hacer: se debe preferir una alimentación más ligera, de fácil digestión, con poca grasa y granos, además de mantenerse hidratado con agua, té y jugo. Los medicamentos analgésicos y antiespasmódicos como Dipirona e Hioscina, pueden ser utilizados ​​para aliviar el dolor, pero si los síntomas se hacen cada vez más intensos, duran más de 1 semana o están acompañados de heces con sangre o fiebre por encima de los 39ºC, es importante acudir al servicio de emergencias para una evaluación médica.
Loading...
Cargando...
shares
error: Content is protected !!