Como identificar los primeros síntomas de la astenia primaveral – Salud Por Minutos
Cargando...
Cargando...
Download!Download Point responsive WP Theme for FREE!

Como identificar los primeros síntomas de la astenia primaveral

Cargando...

La astenia primaveral es una condición que puede generar cansancio y falta de energía en las personas que lo padecen durante la época de la primavera, puede afectar a cualquier persona, sin embargo, es más común encontrarla en edades comprendidas entre los 20 y los 50 años, mayormente del género femenino.

Sin embargo, existen muchas dudas sobre la existencia de este trastorno ya que no se ha logrado vincular directamente con la llegada de la primavera.

Síntomas de la astenia primaveral.

  • Fatiga en general.
  • Sueño constante.
  • Tendencia a ser irritable.
  • Dificultad para dormir.
  • Falta de concentración.
  • Pocas ganas de comer.
  • Dolor de cabeza.

Con exactitud no se pueden conocer las razones por las cuales aparecen estos síntomas, se cree, que podrían estar ligados los siguientes factores: Luz proveniente del sol, cambios constantes en el clima, horario de primavera y altas temperaturas.

Este tipo de cambios suele causar reacciones en el hipotálamo, la parte de nuestro cerebro que se encarga de regular procesos, como el hambre, la sed y la necesidad de dormir. De todas formas, la astenia primaveral suele quitarse por sí solo de 1 a 2 semanas, por supuesto, eso depende de cada persona.

Causas de la astenia primaveral

La astenia primaveral se debe fundamentalmente a la coincidencia de una serie de factores ambientales:  

  • El cambio de tiempo. Subida de las temperaturas y de la presión atmosférica.
  • Aumento de las horas de luz diurna.
  • El cambio horario (adelantar los relojes una hora).
  • La modificación de la rutina diaria (horarios de sueño y de comidas, aumento del tiempo de ocio, etc.) como consecuencia de las anteriores.
      

Pero lo verdaderamente importante es que todas estas circunstancias inducen en el organismo humano una serie de mecanismos que alteran la regulación de los ritmos circadianos mediante un cambio en la secreción de determinadas hormonas: endorfinas, cortisol, melatonina, etc.  Tales alteraciones hormonales ocasionan una alteración de los ritmos biológicos, que deben adaptarse a las nuevas condiciones ambientales, más exigentes en el consumo diario de energía. Es como si el organismo despertara de un letargo invernal, marcado por las bajas temperaturas y las pocas horas de luz diurna.

Cargando...

En cualquier caso, la astenia primaveral desaparece por sí sola en una o dos semanas, dependiendo de cada persona, pues hay patologías que, como los alérgicos al polen, pueden exacerbar los síntomas de este trastorno de adaptación a las nuevas condiciones ambientales.

Prevención de la astenia primaveral.

Para poder evitar estos síntomas, lo mejor es que llevemos una vida sana, así fortalecemos a nuestro organismo, y de esa manera podremos evitar que nos afecten los factores exógenos. Al hacer esto podemos tener 6 puntos en cuenta:

  • Llevar una buena dieta. Para poder llevar una alimentación equilibrada, lo mejor que podemos hacer es consumir alimentos que nos aporten diferentes beneficios; sean vitaminas, proteínas, minerales, grasas saludables. Estos últimos son buenos ya que nos ayudan en la producción de serotonina, la cual estimula las neuronas para que puedan realizar un buen trabajo en el cerebro.
  • Tomar agua. Debemos mantener nuestro cuerpo bien hidratado, lo ideal es que tomemos 2 litros de agua al día; esto también lo podemos complementar con zumos e infusiones naturales.
  • Dormir lo suficiente. Son 8 horas de sueño que necesitamos para que nuestro cuerpo pueda descansar.
  • Descartar vicios y excesos. No tomar alcohol de manera descontrolada, no fumar y no beber café en exceso nos ayudará a eliminar la ansiedad.
  • Hacer ejercicio. Caminar, trotar, hacer deporte o realizar cualquier actividad física. Por lo menos 30 minutos al día nos ayudará a mantenernos activos y saludables.
  • Estilo de vida ordenado. Si cumplimos con nuestros horarios ya predeterminados para realizar todos nuestros hábitos saludables como dormir, descansar, comer y hacer actividad física nos sentiremos más relajados y felices.

Así que, si al principio de la primavera te notas más cansado, triste, con malestar o presentas algunos de estos síntomas, pudieras estar pasando por una astenia primaveral. Debes esforzarte por prevenir el desarrollo de estos síntomas teniendo en cuenta los consejos que te hemos dado, si de todas formas no presentas ninguno de estos, nunca es demasiado tarde para adquirir buenos hábitos en tu vida.

Cargando...
Cargando...
error: Content is protected !!